cosiendo el bolsillo en navidad

Se dice que navidad es un tiempo de dar y compartir, pero esto ha servido para que el planeta entero se salga de control comprando regalos, adornos navideños y cantidad de comida, al punto de que las personas lancen criticas fuertes a razón del consumismo. Es normal que las personas hagan lugar en sus apretados presupuestos para darle a sus hijos y sus parejas un regalo para agradecer los momentos inolvidables durante el año.

Se ha perdido la noción de que es lo que ese festeja en la navidad, hay que recordar que son fiestas religiosas, el gran agasajado es Jesús y festejamos su nacimiento. Es tiempo para la reconciliación en familia, no para salir a comprar desmesuradamente y con carácter de obligatoria, ropas para estrenar, cantidad de comidas para saturar nuestros estómagos y bebidas alcohólicas hasta más no poder.

Parece que este comportamiento se está volviendo la norma, es lo que están a prendiendo nuestros niños, de lugar de enseñarme, la vida de Jesús y lo que él ha dejado para nosotros sobre la tierra. La Abundancia se hace tentación para que aquellas empresas que cesan sus servicios para retirarse de vacaciones decembrinas al dejarlas solas, se ven invadidas por delincuentes que han notado las vulnerabilidades para atacar, en el menor descuido.

Si es cierto que hay empresarios que dejan su seguridad en manos de cerrajeros sadabell que saben lo deben hacer, pero otros que creen ser un cerrajero granollers no son tan previsivos, que terminan siendo víctimas del hampa. Esta situación no se presenta solo para el sector comercial, algunos suelen ser más centrados y utilizan los bonos navideños para prioridades en la calidad de su vida como la seguridad y no llenarse de más ropa, por ejemplo, cuando ya tienen un armario lleno de los mismos.

Hay que aumentar la calidad de vida del mundo, acercándonos al mundo espiritual más que el material. Hay mucha basura sobre nuestra tierra, reciclar es una manera de transformar esa basura en algo provechoso, investiguen en la web, encontraran espectaculares adornos navideños con material que acostumbras a botar, quedando igual y hasta más bonitos que los que compras en las tiendas, con un alto contenido emotivo porque fue hecho por tu propio mano y con ayuda de algún familiar.

Es solo un mes, para que gastar dinero que tanto cuesta conseguir en cosas que pasaran once meses guardados, hacer con tus propias manos, con ayuda de los niños, de las mujeres de la casa se hacen cosas bellísimas para que con orgullo se luzcan en las fechas de fiesta. Visitar las casa de mis seres queridos, familiares y amigos, para ver de qué material y cuanta dedicación le han puesto para fabricar el símbolo de la vida de Jesús, especialmente su nacimiento.

Es mejor que tomemos una aguja e hilo y se cosan los hoyos de los bolsillos, para que el dinero que entra al patrimonio se vaya por ellos en cosas que no son tan necesarios, para que luego del alboroto decembrino se mantenga la estabilidad económica.