Números que no entendemos

Hablar de finanzas nunca es fácil, pues por lo general solo contamos con los conocimientos más básicos. Cuando tenemos un negocio o hacemos una inversión nos importa lo que invertimos y lo que ganamos, sabemos que dependiendo de nuestros ingresos podremos hacer egresos, y no mucho más.

Sabemos que el mundo de las finanzas trae al juego tras variables y  es allí cuando comienza la confusión. Por ejemplo, cuando tenemos un negocio y nos hablan de inflación ya nos perdemos un poco, pues nos hablan de ajustes de precios, ajusten de ganancias, y muchas otras cosas más.

Luego nos hablan de retenciones, de impuestos y es todo un mundo que se nos escapa de la ano, ese negocio que creíamos que era ganar dinero y gastarlo, se convierte en todo un rompecabezas.

Es así y le pasa a toso, es por eso que muchos negocios nuevos y sus emprendedores pasan tiempos difíciles a la hora de querer hacer su idea realidad.

Con el tiempo vamos aprendiendo de esos números que no conocemos, quizá no al punto de hacer cálculos y predicciones muy precisas, pero si para saber si vamos por un buen camino o no. Es recomendable que todo los que quieran montar un negocio se interesen por tener alguna formación en finanzas o por lo menos conseguir a una persona que pueda asesorarlos.

Incluso para colocar el precio de nuestros servicios, algo que puede ser bastante básico, debe haber una estructura de costos, sino todo nuestro negocio se puede ver amenazado, podríamos estar perdiendo dinero.