¿Por qué deberíamos contratar un contador?

Una empresa cuando se encuentra en pleno surgimiento, en la que tengan que realizarse cálculos no tan complicados, quizás no requiera contratar un contador ya que puede representar un gasto innecesario.

Pero cuando ya el negocio empieza a repuntar, quizás vaya siendo indispensable contratar a un profesional que se haga cargo de las finanzas, pues quizás ya no te quede tiempo de ocuparte de esos menesteres.

Esto se debe principalmente a que la complejidad financiera y fiscal se va incrementando, sobre todo si tienes cuentas que rendir a las instituciones que convalidan tu legalidad como empresa, incluso cuando ya hay cálculos para los cuales ya no estás capacitado.

Ya en estas circunstancias la contratación de un contador vendría a ser una inversión que es capaz de agilizar cálculos, pues se requiere de celeridad en los pagos a la nómina de empleados

Por ello te mostraremos cuál es el momento propicio para contratar un contador confiable para tu empresa, así como otros aspectos que garantizan el éxito al solicitar estos servicios.

  1. Cálculo de impuestos y retenciones

Hacer un balance de ganancias y pérdidas quizás pueda resultar sencillo, pero cuando se trata de hacer cálculos fiscales, es imprescindible acudir a un especialista contable.

La presencia del contador involucra entregar los registros físicos y digitales a tiempo, de modo que estos documentos se encuentren en regla para que tu declaración de impuestos se realice sin contratiempos.

En la medida que la empresa va agarrando auge, es necesaria la asesoría del contador ya que hay decisiones fiscales que deben tomarse, y el consejo del contador, en base a su experiencia, puede servir de gran ayuda.

  1. Elaboración de presupuestos y planes de negocios

Conformar una corporación no es una tarea sencilla y cuando la empresa crece, se evidencia la necesidad de crear planes de negocios indispensables para llevar en orden las finanzas de la empresa.

Estos planes se conocen como planes financieros, y estos permiten realizar proyecciones de tipo realista sobre los ingresos percibidos, movimientos económicos y hojas de balance en función de alcanzar los objetivos de corto y mediano plazo.

Por ejemplo, a una empresa de cerrajeros le resultaría muy útil contar con los servicios profesionales de un contador fijo o freelance, ya que se trata de un negocio que escala rápidamente, dada la relevancia que tiene este oficio.

  1. Pagos de utilidades, prestaciones y liquidaciones

Digamos que esta es una de las labores de mayor responsabilidad, pero en este caso el capital humano es una parte fundamental en la empresa, por lo que hay que trabajar en función de su satisfacción y mantenerles motivados.

En el caso de la liquidación, como muchos pero no todos saben, se trata del pago que realiza la empresa al trabajador en agradecimiento por el papel cumplido durante corto lo largo tiempo.

La presencia del contador implica que todos y cada uno de los pagos que hagan a tiempo, de modo que el prestigio y la buena reputación de la empresa prevalezcan.

Es importante que la retribución al contador se haga de acuerdo a la responsabilidad del cargo, la experiencia y la modalidad de contratación, para que las cuentas estén claras entre el profesional y la organización.